Atención telefónica: 602 66 50 43 (L. a V. de 10 a 14 horas)

Diferencia entre Sativa e Índica

cannabis_indica_sativa

Diferencia entre Sativa e Índica

Un poco de historia

Para entender un poco de donde viene la diferencia entre índica y sativa nos tenemos que remontar a la década de 1750, donde la planta cannabis fue clasificada por Carl Linnaeus, un botánico sueco.

Linnaeus creía que el género solo tenía una única especie y lo denominó Cannabis sativa L. Hizo esta clasificación trabajando con plantas de cáñamo, cultivadas en esa época por toda Europa.

En 1785, el naturalista francés Jean-Baptiste Lamarck publicó una descripción de otra especie de marihuana, distinta a la variedad antes mencionada. Se llamó a esta especie Cannabis indica Lam., señalando que producía una fibra considerablemente más deficiente, pero funcionaba mejor como psicotrópico y psicoactivo.

En el siglo XX, se descubrió una tercera especie llamada Cannabis ruderalis, la cual crecía de forma natural en Rusia. Fue identificada por el botánico ruso D. E. Janichevsky. Aunque en este artículo nos centraremos en las diferencias entre la variante sativa y la indica.

 

Principales diferencias entre sativa e indica

Vamos a separar las diferencias en dos categorías: físicas y de aroma/efectos.

En cuanto a las diferencias en las características físicas podemos observar que la subespecie sativa presenta una estructura alta, escasamente ramificadas y con hojas estrechas. Son originarias de regiones con climas tropicales y cálidos. Las flores resultantes son alargadas, finas y ligeras.

Mientras que las índicas son más bajas, con forma cónica y hojas más anchas. Son nativas de regiones más frías, secas y montañosas como Nepal, la India y otras zonas similares. Sus cogollos resultan más compactos y densos.

En cuanto a las diferencias de aromas, las plantas índica y sativa producen efectos distintos, pero hay que ser un auténtico experto de la marihuana para poder diferenciarlas solo por el olor. Los terpenos son los responsables del intenso aroma de la marihuana, y cada variedad ofrece distintas proporciones de estas moléculas. Podríamos decir que las flores índicas ofrecen aromas más dulces, a miel y fruta, mientras que las plantas sativa proporcionan un olor más terroso que recuerda al combustible.

Además de sus diferencias morfológicas, también se distingue las cepas índicas y las sativas por sus efectos. De hecho, todo el mundo está de acuerdo en que las cepas sativa son motivadoras y energizantes, mientras que las variedades índica son fuertemente sedantes.

 

 

Actualmente

La mayoría de cepas de cannabis disponibles en la actualidad en el mercado son híbridos que mezclan genética índica y sativa, en las que se usa técnicas de cría especializadas para producir variedades con rasgos únicos, como fases de floración más cortas, sabores concretos, etc.

Más allá de las diferencias físicas de las índicas y sativas, algunas investigaciones sugieren que podrían contener diferentes concentraciones de terpenos, lo que podría ser otro factor que explique sus diferentes efectos.

Por ello es un campo sobre el que se sigue investigando y descubriendo nuevos avances que nos permitan entender todos los beneficios que existen en el uso del cannabis.

 

Conoce toda la gama de productos CBD en La Tía María.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe nuestras próximas promociones y descuentos. Apúntate a nuestra newsletter